Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Desde que escribí mi post sobre "Qué es el formato FAT", se ha convertido en el número uno en cuanto a visitas, casi con el doble de aperturas que el siguiente post. Y sigo sin entender porqué.

Sin embargo, vale la pena actualizar la información. Si hace algo más de tres años el formato FAT podía ser algo clave para asegurar la compatibilidad de las unidades de disco (USB y discos duros, tanto internos como externos), esta situación ya no es tan óptima en la actualidad.

Y es que el formato FAT tiene, en su última revisión (FAT32) dos problemas principales. El primero es el tamaño de cada celda de memoria individual, que puede ser muy grande (del orden de 32kB), lo que desperdicia mucho espacio de disco: sólo puede haber un archivo por celda o "cluster".

Pero el otro problema, quizá más importante, es el de que NO permite el almacenado de archivos de más de 4Gb de memoria. Si sólo guardas fotos, PDFs, tus trabajos en Word y Excel... quizá no sea crítico, pero no podrás guardar una película en alta definición (ese MKV de 7Gb, o un DVD-Rip de 9Gb). Tampoco podrás guardar imágenes de disco mayores que ese tamaño.

Para resolver esto, desde hace mucho tiempo hay varios formatos de disco disponibles. Los principales serían los siguientes:

  • NTFS (De Windows NT File System), elimina la necesidad de la tabla de indexado y optimiza la ocupación del disco duro, con clústeres de 4Kb. El problema es que no es compatible al 100% con Mac, que sólo puede leerlos - pero no escribir o borrar.
  • HFS+, formato propio de MacOS, no es compatible con Windows.
  • exFAT (extended FAT), elimina la limitación del tamaño de archivo de 4Gb. Aunque presenta una ocupación de disco peor que el NTFS o el HFS+, es compatible (lectura y escritura) tanto para Windows como para Mac, por lo que es ideal para discos portátiles que tengas que utilizar en ambos sistemas.


Puedes leer también "Qué es el formato FAT"

Tag(s) : #Informática