Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

English version

1 sepia fine art photograph of nude model facing window in abandoned b

La fotografía en blanco y negro sigue teniendo gran cantidad de adeptos, a pesar de la situación actual de cámaras ultramodernas, programas automáticos, 3D. Pero no todo es escala de grises. Existen multitud de técnicas para el coloreado de fotografías en blanco y negro, entre las que destaca el método de multiplicación, muy fácil de aplicar en Photoshop u otros programas como el gratuito GIMP.

El sistema RGB

Las fotografías en color (JPG, GIF, PNG) almacenan la información de cada punto en tres grupos de ocho bits, cada uno de ellos encargado de representar un color primario (Rojo, Verde y Azul).

Con ocho bits, cada "canal" de color tendrá 256 combinaciones o posibilidades de intensidad de color. Entre los tres canales, se podrá representar más de 16,7 millones de colores diferentes.

La función "multiplicar"

En los programas de edición, la función multiplicar hace exactamente eso: para cada canal y cada punto, multiplica los valores de una capa superior y otra inferior, y divide el resultado por 255 (para obtener un resultado válido).

Dado que 255 es el máximo valor posible, el resultado será, generalmente, algo más oscuro. El color de la imagen de salida depende del color (combinación RGB) superior e inferior.

En el caso del blanco y negro, los tres canales incluyen el mismo valor, por lo que el color vendrá determinado por "la otra" capa.

Método a seguir

  • Convertir la imagen en blanco y negro a modo RGB, si está en escala de grises. Con el menú Imagen -- Modo -- RGB.
  • Añadir una capa por encima, haciendo clic con el botón derecho sobre la miniatura de la fotografía en la ventana auxiliar de capas, y eligiendo la opción "Capa Nueva"
  • Rellenar la capa superior con el color deseado (se puede elegir desde la muestra de la ventana de herramientas, o bien con el cuentagotas desde otra foto). En este paso, ya no se verá la imagen inferior.
  • Elegir el modo de fusión "Multiplicar", en el menú desplegable de la ventana de capas. Es importante que la capa activa (seleccionada) sea la superior).

La ventaja de este método es que no es destructivo, siempre podemos recuperar la imagen en blanco y negro ocultando (o eliminando) la capa superior.

Además, podemos cambiar el color de relleno en cualquier momento, generando diferentes versiones de la misma fotografía.

working hands

 

También podría interesarte...

Tag(s) : #Fotos