Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Conseguir buenas fotos en blanco y negro puede ser complicado. A continuación te indicamos cinco consejos para facilitarte el trabajo, desde la composición de la imagen hasta su impresión final, pasando por una edición básica.

Consejo 1: Busca un buen motivo

Dado que eliminaremos el color de la composición, intenta buscar motivos que tengan diferencias importantes de iluminación y texturas marcadas; por lo general, las fotos demasiado uniformes no dan buen resultado (aunque siempre hay excepciones, como la fotografía abstracta, la de desnudo o la realizada en clave alta o baja).

En muchos casos, la adición de algún punto de luz extra o un objeto que refleje luz (una cortina, por ejemplo) mejorará tu imagen de manera decisiva.

Consejo 2: Cuida la composición

Salvo en casos de simetría perfecta, intenta no colocar los objetos en el centro de la imagen. En su lugar, busca colocarlos según los tercios de la imagen, y coloca o elimina objetos para equilibrarla.

Además, juega con el enfoque y céntrate en los objetos que quieres resaltar, dejando los otros ligeramente desenfocados mediante el ajuste de diafragma a valores bajos.

En el caso de los retratos, intenta buscar imágenes dinámicas, usa las manos en la composición y busca las líneas diagonales para dar más dinamismo.

Consejo 3: Simplifica

En la misma línea del consejo anterior, muchos fotógrafos insisten en que "menos es más". No por incluir más componentes en tu fotografía conseguirás un mejor resultado.

En muchas ocasiones, conseguirás una foto artística con un par de objetos, quizá alguna sombra añadida, para crear una composición sencilla pero impactante.

Consejo 4: Tratamiento de imágenes

Si tienes intención de exponer tus fotografías, ya sea en una sala o en una galería en internet, debes mantener la mejor calidad de imagen posible en todo tu proceso: captura en RAW o tif, ajusta las iluminaciones y el contraste en tu ordenador, recorta y (si quieres...) añade un toque de color a tus imágenes monocromas.

También puedes optar por incuir viñeteados (oscurecimiento de los bordes de la imagen, producido por los objetivos) o incluso añadir "grano" artificialmente, para darle un toque personal a las fotos.

Consejo 5: Impresión

Hay muchas formas de revelar tus fotos. Puedes optar por un revelado químico tradicional, en un laboratorio fotográfico. O bien probar la impresión digital en una de las múltiples webs que ofrecen este servicio. Si la foto es muy oscura, no tendrás un buen resultado con una impresora de chorro de tinta.

Según el uso final de tus fotografías, quizá prefieras el uso de tintas especiales (con una vida útil más larga), papeles específicos (brillo, mate, lienzo...) e incluso un soporte especial, en lugar de papel: puedes revelar tus fotos sobre plástico traslúcido, aluminio o cristal.

También podría interesarte...

Tag(s) : #Fotos